La seguridad vial en la empresa es necesaria para prevenir los accidentes viales laborales. Los llamados accidentes «in itinere» son aquellos que sufren los trabajadores al ir al trabajo o al volver de éste y es que 7 de cada 10 accidentes laborales son siniestros de tráfico producidos durante la ida y vuelta del trabajo. La rutina y el exceso de confianza puede jugarnos una mala pasada si no mantenemos la alerta en la conducción.

Bajo el título: Tu trabajo más urgente es seguir vivo junto a la publicación reciente de éste vídeo, la DGT pretende implicar, de los accidentes in itínere, no sólo al conductor/trabajador sino también a su jefe, compañeros de trabajo y familiares. En parte, con éste mensaje se pretende concienciar a la sociedad en general del problema de la siniestralidad y, especialmente, dar a entender que no hace falta conducir para ser un eslabón más de ese mal llamado concepto sobre accidente de tráfico.

El teléfono móvil forma parte de nuestra indumentaria pero su uso puede romper el equilibrio  entre el nivel de exigencias que requiere la conducción y el nivel de capacidad para poder dominar correctamente el vehículo.

Además de lo anterior, las causas más frecuentes que pueden provocar un siniestro ‘in itinere’, a parte de aquellas motivadas por las inclemencias del tiempo  o por deficiencias en el trazado de la vía, son las mismas que para cualquier siniestro vial e incluyen el supuesto comportamiento del conductor o conductora con unos ejemplos:

– Velocidad excesiva

– Conducir cansado, fatigado o bajo los efectos de algún fármaco, alcohol o drogas

– Conducir desatento o distraído

– Deficiencias en el mantenimiento del vehículo

– No respetar las normas de circulación

En resumen, al volante, nuestra responsabilidad termina cuando llegamos a casa.

 

Fuentes: http://www.circulaseguro.com/

Video: DGT