La Policía Foral, la Guardia Civil y policías locales de Navarra desarrollan durante esta semana una campaña especial de tráfico centrada en la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

Estos controles, conjuntos y coordinados, fueron impulsados por la Dirección General de Tráfico (DGT) y forman parte del Plan de Acción 2015 de la Estrategia Navarra de Seguridad Vial. Se realizarán tanto en vías urbanas como interurbanas.

Cabe recordar que el cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de morir en un accidente de tráfico. Además, protege a quien lo emplea de salir despedido del vehículo o de impactar contra el parabrisas en caso de siniestro. Cuando se produce un vuelco, el cinturón alcanza su máxima eficacia, disminuyendo la probabilidad de fallecimiento en un 77%.

Por su parte, nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se hubieran evitado con el empleo de los sistemas de retención obligatorios. Un menor sin sujeción multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales o graves en caso de accidente.

Según la DGT, el 70% de los menores que viajan en coche no utilizan correctamente el sistema de retención infantil, hecho que multiplica por cuatro el riesgo de fallecimiento en caso de accidente de tráfico. Precisamente, uno de los objetivos de la Estrategia Navarra de Seguridad Vial es lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla.

CAMPAÑA SOBRE LAS DISTRACCIONES

Por su parte, en la anterior campaña especial de tráfico, desarrollada del 23 de febrero al 1 de marzo y dedicada a la vigilancia de las distracciones durante la conducción, la Policía Foral, la Guardia Civil y las policías locales de Ansoáin, Castejón, Corella, Estella y Pamplonacontrolaron a un total de 54.658 vehículos, de los que 145 fueron denunciados, es decir el 0,2%.

El 76,5% de las denuncias estuvieron relacionadas con el uso del teléfono móvil durante la conducción, el 4,1% por emplear auriculares y el 1,3% por el manejo de navegadores. El resto de denuncias, un 18,1%, obedecieron a otro tipo de distracciones.

Fuente: http://www.diariodenavarra.es/