La sustitución de neumáticos por otros no equivalentes es una modificación que afecta a la configuración de ejes y ruedas del vehículo y, por lo tanto, necesita una autorización con el visto bueno en la ITV para poder circular con la documentación en regla.

 

Los neumáticos deben cumplir una serie de requisitos, independientemente del tipo de vehículo y modelo, y que tienen que ver con sus dimensiones, características y configuración referente a equivalencias.

Podemos montar unos neumáticos de medida diferente a la indicada en la ficha técnica siempre que sean equivalentes a los que ahí se indiquen y cumplan con los criterios de equivalencia:

– Índice de capacidad de carga igual o superior.

– Código de categoría de velocidad igual o superior.

– Igual diámetro exterior con una tolerancia de +/- 3%.

– Que el perfil de la llanta de montaje sea el correspondiente al neumático.

Si las medidas de los neumáticos que queremos sustituir son distintos a los originales y a sus equivalencias, y se decide por instalarlos, no queda otra que pasar por cualquier estación ITV y someter el vehículo a una inspección extraordinaria. Para ello, el titular del vehículo o la persona por él autorizada tendrá que aportar la documentación necesaria, esto es, informe de conformidad y certificado del taller donde se detalle debidamente la sustitución de los neumáticos.

 

Fuente: http://www.circulaseguro.com/