La Policía Autónoma de Andalucía denunció a 19 personas en Almería por incumplimientos de la normativa que regula la tenencia de perros potencialmente peligrosos en el marco de una campaña de vigilancia que comenzó en marzo y que se extenderá a lo largo del verano, con especial incidencia, en las playas y en las zonas cercanas a parques infantiles y áreas de ocio frecuentadas por menores.

Las denuncias formalizadas suman un total de 67 infracciones. Las más frecuentes, por no tener la licencia administrativa obligatoria para este tipo de animales, por no contar con la identificación y el registro del animal como potencialmente peligroso, por no cumplir con los requisitos de llevar bozal y correa no extensible de un metro de longitud máxima en vías y lugares públicos, carecer de cartilla sanitaria y de vacunación obligatoria, por no tener suscrito un seguro de responsabilidad civil por daños personales y materiales a terceros, por llevar más de un perro potencialmente peligroso a la vez y por acceder a lugares de ocio de menores con estos animales. Las actuaciones se han centrado fundamentalmente en núcleos urbanos, y en las zonas de playa, sitios en los que pasear suelto o sin bozal a estos perros puede suponer un riesgo para los menores.

Fuente: Almería360